Examen oral EOI
Examen oral EOI

En estas fechas siempre preparamos en la Academia en Puerto Sagunto un gran número de alumnos para los exámenes oficiales y la experiencia nos dice que la parte más temida es el ORAL. Ésta suele bajar bastante la nota final o puede incluso hacer que suspendas. Los nervios siempre van a estar allí, eso está claro, pero podemos “vencerlos” a través de una buena preparación. El primer paso es conseguir los exámenes de los años anteriores y trabajarlos una y otra vez en los meses previos al examen.

Como sabrás, el oral de la EOI se compone de 2 actividades:

Un monólogo y un diálogo.

          Lo que tienes que intentar siempre es creerte lo que estás diciendo, estar totalmente convencido de tu postura y seguro de ti mismo.
Tu monólogo tiene que ser original, evita decir lo mismo que todo el mundo – no tienes porque decir la verdad, imagínate alguna anécdota, alguna situación graciosa, los profesores ni sabrán ni les interesa tu experiencia personal, lo único que cuenta es cómo lo dices. Tiene que ser de una forma interactiva y fluida. Evita las estructuras complicadas si te van a llevar a errores gramaticales e intenta que tu vocabulario sea variado. No debes repetir la misma palabra demasiadas veces, busca sinónimos para darle colorido a tu lenguaje. Por eso, durante los meses previos te tienes que estudiar mucho vocabulario.

¿Cómo hacer que incluso un monólogo sea interactivo?

          Utilizando preguntas retóricas. Las preguntas siempre dan vida a un discurso, así que no te de miedo usarlas. Otro consejo es mirar a los ojos tanto a tu compañero como a los examinadores. No te pases todo el rato mirando la hoja o alguna esquina perdida de la clase, tienes que establecer contacto con tu público, será la única forma de que los hagas partícipes y los convenzas.

No te olvides de estructurar bien tu discurso con la ayuda de los conectores. Son fundamentales, tienes que ser capaz de unir las frases y las ideas de una forma lógica, así que apréndete unos cuantos conectores y úsalos siempre. La introducción y la conclusión también son claves en tu monólogo. En la hoja que recibirás en el examen aparecen unos cuantos puntos que tienes que seguir.

          Mi consejo es empezar siempre con unas ideas generales sobre el tema y finalizar dando tu opinión y tus experiencias, de lo contrario acabarás enseguida tus ideas y te sobrará tiempo que no sabrás como rellenar, así que ve de lo general a lo particular.

¿Cómo hacer que un diálogo sea interactivo?

          El diálogo lo vas a realizar con un compañero que posiblemente no conozcas y tampoco tendréis ocasión de prepararlo juntos, con lo cual te tendrás que aprender unos trucos. Recuerda siempre ser dinámico a través de preguntas. No es un monólogo, no tienes que expresar simplemente tus ideas y ya está, tienes que INTERACTUAR con tu compañero. Éste tiene que ser tu objetivo. Si ves que la otra persona se queda estancada ayúdala, no te va a beneficiar para nada si el otro no dice nada, no vas a destacar tú más si el otro está cohibido, todo lo contrario.

Por otro lado, si el otro alumno te “roba” demasiado tiempo tampoco lo permitas. Aunque no sea muy educado, interrúmpelo, tú también necesitas hablar, los profesores te tienen que examinar y si no les das la ocasión tu nota será baja. Recuerda que una conversación no es sólo hablada; puedes hacer gestos con la cabeza, con las manos, sonreír o mostrar desacuerdo con tu cara, eso hará que vuestro diálogo sea más natural y a ti te quitará un poco de tensión también. Utiliza frases como Really? – I didn’t know! – Oh, my God! – Waw! y cualquier otra interjección que dará dinamismo y parará el discurso de la otra persona.
Espero que sigas estos pasos en tu preparación para los exámenes y ya sabes que nos encuentras en la Academia WELCOME TO ENGLISH en Puerto Sagunto tanto en horario de mañanas como de tardes para ayudarte a aprobarlos.